24 horas
info@serviciotecnicocalentadores.es
91 266 75 39

Single Blog Title

This is a single blog caption
Arreglar la caldera sin agua caliente

¿No tienes agua caliente? Nosotros te lo arreglamos

¿Alguna vez has ido a ducharte y te has encontrado con que no funcionaba el agua caliente? O lo que es peor, ya te estabas duchando y de repente te ha sorprendido una gelidez inesperada. Compruebas que hay agua, compruebas que hay calefacción, pero del grifo no sale más que un triste chorro de agua helada.

En estas situaciones, los más lanzados puede que se pongan a hacer sus pinitos intentando solucionar el problema con trágicos resultados, sobre todo para su tiempo y su bolsillo. Por eso, desde el primer momento, lo mejor es siempre llamar a un técnico cualificado, como nosotros, que somos especialistas en la marca Cointra. Sin embargo, hay otros momentos en los que el agua caliente está ahí, pero se ha apagado el termostato o la caldera y no nos hemos dado cuenta.

Arreglar la caldera sin agua caliente

¿Por qué no tengo agua caliente?

Vamos a comentar las causas más frecuentes por las que nos quedamos sin agua caliente en casa. De este modo, no será necesario que llames al técnico para ajustar el termostato o reiniciar la caldera, salvo que de verdad sea estrictamente necesario.

¿Hay agua caliente en el tanque donde se almacena?

Los que hemos compartido piso sabemos que hay que economizar el agua caliente o, al menos, dejar un intervalo de tiempo suficiente entre una ducha y otra. De lo contrario, puede que solo haya agua caliente para el primero y el resto se tengan que conformar con una revitalizante ducha fría. Si el tanque de agua caliente está vacío, te tocará esperar a que se vuelva a rellenar, pero por suerte, no se trata de una avería.

¿El termostato está encendido? ¿Funciona?

Habrá a quien no le haya pasado, pero a veces no tenemos agua caliente por la simple razón de que hemos apagado el termostato y nos hemos olvidado de encenderlo o que esté programado en horario incorrecto. Es frecuente apagarlo cuando nos vamos de viaje y no acordarnos de encenderlo hasta el momento en que necesitamos agua caliente. Si tras encender el termostato, seguimos sin agua caliente, entonces es recomendable llamar al servicio técnico.

También podemos comprobar que la configuración del termostato sea correcta. Verificaremos lo siguiente:

  • Que no tenga golpes.
  • Que no haya habido apagones que afecten su funcionamiento.
  • Que no se haya desprogramado por los cambios de hora.
  • Que la temperatura es adecuada para suministrar agua caliente a toda la vivienda.

¿Puedes reiniciar la caldera por ti mismo?

Muchos calentadores, termos o calderas modernos permiten que el propio usuario reinicie el equipo siguiendo unas instrucciones sencillas del manual. En ocasiones, al igual que hacemos con otros aparatos, reestablecer el sistema es la solución para volver a disfrutar del confort que nos brinda el agua caliente. En caso de que el botón de reinicio no esté en la parte frontal, sino en algún lugar inaccesible o dentro de la caldera, el servicio técnico será tu tabla de salvación.

¿Has apagado y encendido la caldera?

Al igual que reiniciar la caldera, pulsar el botón de apagado y volver a encender tras un rato puede obrar milagros en una caldera rebelde. De esta manera, se vuelve a iniciar el dispositivo y, en caso de que no tenga otra avería, volverá a ponerse en marcha como de costumbre.

Si ninguna de estas opciones es viable, lo mejor es llamar a un técnico que averigüe dónde está el fallo.

¿Cómo está la luz del piloto?

El piloto de un calentador o una caldera indican que está en funcionamiento. Si este se apaga, lo mejor es consultar el manual del dispositivo para averiguar la causa. Según el modelo o tipo de caldera, puede haber diferentes motivos.

¿Por qué no tengo agua caliente, pero sí calefacción?

Llegado el caso, es posible que funcione la calefacción, pero no sale agua caliente de los grifos. Podemos comprobar que los radiadores emiten calor, que funcionan, pero ni una gota de líquido está a una temperatura agradable. Es posible que se haya roto la válvula desviadora.

Las calderas combinadas tienen esta válvula, que como su propio nombre indica, desvía el agua entre los radiadores y los grifos; es decir, se abre o cierra según haya que calentar los radiadores o el agua de los grifos. Cuando la válvula desviadora se rompe o atasca, se interrumpe este mecanismo. Como resultado, tendremos agua caliente o calefacción, pero no ambas.

Puedes comprobar si se trata de una avería de la válvula desviadora si te cercioras de que la calefacción está encendida mientras intentas usar el agua caliente. Si al encenderla, dejas de tener agua caliente, tendrás que llamar a un técnico para que revise esta válvula.

¿Por qué no tengo agua caliente en la ducha?

Has mirado que todos los grifos de agua caliente funcionan, excepto el de la ducha. ¿Por qué ocurre esto? Puede tratarse de la rotura de una válvula mezcladora, que se ocupa de distribuir el agua entre el grifo de la bañera y el cabezal de la ducha según vayamos a bañarnos o a ducharnos, respectivamente. El arreglo es sencillo, basta con cambiarla y volverás a tener agua caliente.

¿Hay suficiente presión en la caldera?

La presión idónea de la caldera es 1,5 bar. El manómetro te indicará este valor, que siempre debe oscilar entre 1 y 2. Por debajo de 1, es imprescindible presurizar de nuevo la caldera. A veces, cuando purgamos los radiadores, disminuye la presión de la caldera. En este caso, conviene consultar el manual del equipo, pero si se trata de una despresurización debida a una fuga u otras causas es mejor consultar directamente con el servicio técnico.

Un corte del suministro eléctrico o un apagón pueden reducir la presión de la caldera hasta 0. Por lo tanto, la presión cae a 0 por este motivo, habrá que volver a presurizarla convenientemente.

¿Se ha apagado un interruptor en la caja de fusibles?

Si tenemos un calentador, termo o caldera eléctricos, es imprescindible que disponga de electricidad para funcionar. Es obvio. Puede darse el caso de que haya saltado el interruptor del que depende la alimentación de este electrodoméstico, interrumpiendo así el suministro y el funcionamiento.

¿Sale poca agua caliente por el grifo?

Si abrimos por completo la espita, pero por el grifo solo sale un hilillo de agua, es señal de que ha entrado aire en las tuberías. Las esclusas o burbujas de aire impiden que el agua fluya normalmente por la tubería, obstruyéndola. Lo mejor es no arriesgarse con remedios caseros y ponerse en contacto con el técnico especializado de confianza.

¿Se han congelado las tuberías?

La congelación de los conductos de condensado de las calderas no es nada extraño en zonas frías, cuando hay heladas o temperaturas bajo cero. Muchas veces se puede evitar la congelación cuando hay un uso continuo de la caldera, por ejemplo, si se trata de tu residencia habitual. No obstante, cuando hay olas de frío polar, se puede congelar cualquier tubería, independientemente de cuánto se use. Incluso hay algún estudio controvertido que afirma que el agua caliente se congela antes que la fría.

En épocas de frío extremo, es recomendable descongelar la tubería de condensado con agua caliente, pero que no esté hirviendo.

Entonces, mejor llamo a un técnico, ¿no?

Tras este breve repaso, verás que en algunos casos puedes solucionar con rapidez este inconveniente. Sin embargo, siempre es recomendable acudir a especialistas que enseguida detectarán la avería, como nuestro servicio técnico especialista en Cointra.

Haz un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button