24 horas
info@serviciotecnicocalentadores.es
91 266 75 39

Single Blog Title

This is a single blog caption
Temporizador ahorro termo electrico

¿Cuál es la diferencia entre un termo y un acumulador?

Las facturas relativas al agua caliente y a la electricidad son unas de las que más preocupan dentro de la economía familiar de cualquier vivienda. Y no es para menos, ya que pueden llegar a representar más de la mitad del presupuesto destinado a las facturas del hogar.

Tanto el agua caliente como la electricidad son considerados bienes básicos para vivir. Sin estos suministros nuestro día a día podría resultar muy complicado, especialmente durante los fríos meses del invierno.

A pesar de que no podemos evitar pagar nuestras facturas para disfrutar de estos servicios, sí que podemos contemplar formas más eficientes para economizar y rentabilizar su consumo.

Si has llegado hasta aquí es porque tienes dudas acerca de cuál es la mejor solución para tu hogar al menor coste posible. Hace tiempo te contábamos cuáles los sistemas más demandados para calentar el agua de nuestra vivienda y sus principales ventajas.

En esta ocasión, queremos explicarte cuáles son las diferencias entre un termo eléctrico y un acumulador de agua para que puedas escoger el más adecuado para las necesidades de tu hogar.

¡Sigue leyendo!

Temporizador ahorro termo electrico

¿Qué es un termo eléctrico?

El termo eléctrico es, junto a la caldera y al calentador, uno de los sistemas para disponer de agua caliente en la vivienda. Su funcionamiento es muy similar al de un calentador de agua, con la ventaja de que no necesita de una instalación de gas para funcionar.

Los termos eléctricos calientan el agua fría gracias a una resistencia eléctrica ubicada dentro del depósito. Una vez el agua alcanza la temperatura deseada, queda acumulada en el tanque para estar disponible cuando activemos el termo.

Ahora bien, el agua caliente disponible queda limitado por la capacidad del termo eléctrico. Una vez agotada, el termo deberá calentar nuevamente el agua fría para que podamos seguir disfrutando del agua caliente. Este proceso puede demorarse entre 2 y 4 horas, dependiendo de su capacidad.

En este sentido, escoger el termo adecuado a nuestras necesidades resulta fundamental para no quedarnos cortos en su capacidad y que nuestra factura no se suba a las nubes. Si tienes dudas acerca de cómo escoger el mejor termo eléctrico para tu hogar, te recomendamos echar un vistazo a nuestro post.

El termo eléctrico es uno de sistemas de acumulación más demandados. Entre sus ventajas destaca su económico precio y su fácil instalación, al requerir únicamente de una fuente de alimentación eléctrica. 

Además, los termos eléctricos modernos son bastante eficientes al permitir programar las horas de uso con un temporizador. Los termos poseen resistencias eléctricas con un consumo elevado, por lo que regular el consumo de agua caliente te permitirá ahorrar energía y dinero en tu factura.

¿Cómo funciona un acumulador de agua?

Un acumulador de agua es un sistema que, gracias a un tanque o depósito, permite almacenar el agua caliente para su disposición en el hogar. Su funcionamiento consiste en calentar el agua fría a través del serpentín, que recibe energía térmica procedente de la caldera.

Los acumuladores destacan por su eficiencia como sistema de calefacción, pudiendo mantener la casa caliente durante todo el día gracias a unas resistencias que calientan la superficie de los radiadores y al funcionamiento de la alternancia de ciclos de carga y descarga.

La principal ventaja de un acumulador de agua es su economicidad y menor consumo eléctrico al depender de la energía producida por la caldera y no de una resistencia eléctrica, como es el caso de los termos eléctricos. Además, el suministro de agua caliente se encuentra a una temperatura constante.

A pesar de sus grandes virtudes, los acumuladores de calor en ocasiones presentan problemas que pueden ser solucionados rápidamente y otros que necesitan la ayuda de un técnico especializado.

Diferencias entre termo y acumulador

Pero, ¿cuál es el mejor para mi casa?

Después de haber visto las principales características de un termo eléctrico y un acumulador de agua seguramente te estés preguntando cuál de los dos sistemas es mejor para tu hogar.

Dado que cada vivienda tiene sus condiciones particulares y el consumo de agua no es el mismo para cada unidad familiar, lamentamos decirte que no podemos darte una respuesta concreta sin revisar personalmente tu caso.

No obstante, puedes hacerte una idea que sistema puede ser mejor para tus necesidades si tienes en cuenta los siguientes aspectos:

  • Un acumulador de agua requiere de una instalación de gas. En el caso de que tu vivienda no disponga de una caldera y no quieras destinar presupuesto extra para que un profesional realice la instalación, no es la opción idónea para ti.
  • Por el contrario, un termo eléctrico tan solo requiere de la conexión a la luz para poder funcionar. Aunque el consumo de luz es más elevado, si adquieres un modelo con termostato y temporizador podrás programar las horas de consumo en base a tus necesidades y ahorrar en tu factura.
  • En ambos casos, debes tener en cuenta la capacidad de almacenamiento de agua caliente que necesitas a diario.

Dependiendo de cada vivienda y tus necesidades, se recomendará la instalación de una u otra opción. Si sigues teniendo dudas al respecto y quieres que te ayudemos a escoger el mejor sistema para ti, contacta con nosotros.

¡Estaremos encantados de ayudarte!

Haz un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button