24 horas
info@serviciotecnicocalentadores.es
91 266 75 39

Single Blog Title

This is a single blog caption
Arreglar caldera doméstica Cointra

¿Cómo arreglar una caldera doméstica?

//
Escrito por
/
Comentario0
/

Con la llegada del otoño, atrás quedaron los días largos y calurosos para pasar a una época en la que preferimos quedarnos en casa calentitos y disfrutando de las comodidades que nos brinda nuestro hogar. Una de las mejores maneras de terminar el día es una buena ducha caliente y relajante, seguida de una buena cena en nuestro acogedor salón. Todo ello, por supuesto, sin pasar un ápice de frío gracias al calorcito que desprende nuestra calefacción.

Sin embargo, después de varios meses sin funcionar a pleno rendimiento, nuestra caldera puede sufrir atascos, fallos y averías que trunquen nuestros hogareños planes. Por ello, te damos las claves para que puedas arreglar la caldera por ti mismo.

Revisar la caldera

Lo primero que debes tener en cuenta es que, para adelantarnos a los posibles problemas que pueda dar la caldera, lo mejor son las revisiones previas. Es recomendable hacer una revisión de tu caldera antes de la llegada del invierno, y es que siempre es mejor prevenir que curar.

Revisar tu caldera no te llevará mucho tiempo y, además, te ayudará a encontrar posibles errores o necesidades en su mantenimiento. Aunque la caldera estuviera en buen estado la última vez que la utilizaste, los meses de desuso pueden haber generado atascos que acaben derivando en una grave avería.

Sin duda, la forma más cómoda y segura de poner a punto tu caldera es contactando con un servicio técnico cointra especializado. El especialista podrá comprobar el estado de tu caldera, encargarse de su mantenimiento y arreglarla en el caso de que presente algún fallo. Todo ello con la seguridad de que el trabajo del técnico está cualificado y avalado por la experiencia profesional.

No obstante, también puedes revisar la caldera tú mismo. Para ello, en primer lugar debes comprobar que la caldera se encuentra debidamente conectada y que todos los botones están en la posición correcta. Una vez te asegures de ello, es el momento de poner a funcionar la caldera poniendo la calefacción o activando el agua caliente del grifo.

Te recomendamos que, más allá de comprobar si sale el agua caliente, te fijes en otros detalles como el tiempo en el que tarda en salir y el ruido que hace la caldera. Estos aspectos te permitirán saber si la caldera tiene algún fallo.

Averías más habituales en calderas domésticas

Llegados a este punto, si estás leyendo este artículo lo más seguro es que te hayas encontrado con que el agua caliente tarda mucho en salir, la calefacción no tiene la temperatura adecuada o que el calentador hace un ruido excesivo.

Algunas de las averías más comunes que puede sufrir tu caldera pueden deberse a una bajada en la presión, a un corte por parte de la compañía de gas o a una avería más grave para la que requiramos de los servicios de un técnico.

Vamos a ayudarte a detectar cuál la avería que está afectando a tu caldera, cómo puedes solucionarla y en qué casos debes acudir a las manos de un profesional.

Mi caldera hace un ruido mecánico

Si al activar la caldera escuchamos un sonido como si dos piezas estuvieran rozándose, lo más probable es que nos encontremos a un problema provocado por la bomba. En estos casos, la pieza deberá ser reparada o sustituida, siendo necesario que se encargue un técnico especializado.

Mi caldera suelta agua

En el caso de que detectemos un goteo proveniente de alguna de las válvulas de seguridad de la caldera, lo más seguro es que se haya producido una fisura debido a la presión del agua. Para arreglarlo, tendrás ajustar la parte superior de la válvula de seguridad. Para asegurarte de que todo esté correcto, deberás comprobar que la presión de la caldera sea igual a 1,5 kg.

Mi caldera no calienta lo suficiente

Si detectamos que nuestros calefactores no calientan demasiado o que el agua caliente que emana de los grifos no tiene la temperatura adecuada, es posible que la caldera no cuente con la presión adecuada. La bajada de presión en la caldera no se considera una avería por sí misma, sino que se trata más bien de un desajuste que puedes arreglar tu mismo. Debes tener en cuenta de que cada modelo tiene una presión recomendada por parte del fabricante, por lo que deberás informarte al respecto. No obstante, te adelantamos que la presión más habitual para todas las calderas y que deberá marcar el manómetro es de 1,5 kg.

Mi caldera no enciende y da un error

Si tu caldera no se enciende y detectas una señal de error en el panel electrónico, lo más seguro es que estés ante una avería provocada por un escape de humos. Se trata de una de las averías más graves y peligrosas con las que podemos encontrarnos, ya que, debido a una obstrucción en la salida de gas por parte del monóxido de carbono que genera la caldera al funcionar. Esta obstrucción puede deberse a una avería en la pieza de la caldera que filtra el aire o a la acumulación de suciedad, siendo necesario contar con la ayuda y experiencia de un técnico especializado para que pueda solucionarlo.

El agua caliente se corta y sale fría

En el caso de que encuentres con que, cuando abres el grifo y activas la caldera, notas que la temperatura empieza a subir pero, de repente, la caldera se apaga y el agua sale fría, lo más seguro es que se trate de un bloqueo de la bomba de recirculación. Se trata de una avería complicada que requiere la asistencia de un técnico, ya que probablemente será necesario desmontar la caldera.

Tengo agua caliente, pero el indicador de pantalla de mi caldera no lo detecta

Si detectas que el sensor de temperatura de tu caldera no funciona adecuadamente, indicándote un número menor o mayor al que debería, es recomendable que lo sustituyas a pesar de que en un primer momento pienses que no se trata de un problema grave. Cuando el sensor de la caldera no detecta adecuadamente la temperatura del agua, puede llegar a reajustarla automáticamente, de forma que puede dar lugar a una sobrecarga.

Mi caldera no funciona con el agua, pero sí la calefacción

Por último, si el agua sale fría y no cambia la temperatura al activar la llave del agua caliente, pero compruebas que los radiadores sí que se están calentando, lo más probable es que la avería se deba a un bloqueo en la válvula de 3 vías. Esta pieza permite que el agua se dirija hacia la calefacción o hacia el agua caliente. Cuando está en reposo, la válvula se encuentra orientada para la calefacción y únicamente se gira hacia la del agua caliente cuando la llave se activa al abrir el grifo.

Haz un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button