24 horas
info@serviciotecnicocalentadores.es
91 266 75 39

Single Blog Title

This is a single blog caption
Utilizar la caldera en primavera

Evitar la reparación de caldera: ¿cómo usarla en primavera?

Ya ha llegado la primavera. En esta época del año suele ya hacer calor, hay más horas de luz y sol. Al comenzar esta estación son muchos los que nos preguntan: ¿cómo se debe usar la calefacción de una manera eficiente en esta estación? Teniendo en cuenta que la reparación de calderas también se da en estos meses y que todavía existen días fríos (de ahí el famoso hasta el 40 de mayo no te quites el sayo), el ahorro entra, entre otros motivos, en la mente de miles de consumidores que, tras un duro invierno, desean realizar un uso óptimo en la vivienda y evitar la reparación de calentadores.

Para no tener disgustos con la caldera y saber todos los detalles sobre la misma, hemos escrito esta entrada para contarle y enseñarle cómo lograr ahorrar. Un uso eficiente de la calefacción en la primavera, aprovechando los días de calor, es lo más importante.

 

El aprovechamiento de la luz solar

Esta época del año, si por algo destaca, es por la ganancia de luz solar con respecto al invierno. Es entonces una gran opción para la climatización del hogar de una manera barata y sencilla. Por ello, le recomendamos que aproveche el sol al máximo, además de la luz natural, permitiendo que entre el astro rey a tu vivienda. ¿Cómo? Abriendo ventanas, subiendo persianas y corriendo cortinas. Con ello conseguiremos que se caliente la casa de la forma más económica y sin necesidad de encender la calefacción. Con el sol conseguiremos reducir la factura de la luz y dotar al hogar de luz natural.

Aproveche la luz del sol al máximo, abriendo ventanas, subiendo persianas y corriendo cortinas

Depender menos de la calefacción en esta época en algunas zonas no es fácil, puesto que las temperaturas (por la mañana, por ejemplo) suelen ser todavía bajas. No obstante, se recomienda la reparación de caldera en esta época del año para hacer frente cuanto antes al próximo invierno.

El ajuste de termostato

En la primavera no solo llega el calor: también existen numerosos cambios en el tiempo. De un día para otro, vuelve la lluvia o el frío. Sin embargo, la temperaturas no son tan bajas como en el invierno.

Para un mayor ahorro, se recomienda evitar la subida del termostato y que en los días de primavera con temperaturas más bajas, no abusar de la calefacción. En diferentes horas solares, la vivienda se va calentando gradualmente de forma natural y el calor puede quedar retenido en el hogar. Entonces, en un día de primavera, en el que la temperatura de la calle sea menor es ideal mantener el termostato a 15 grados y que vayamos con prendas menos ligeras en la vivienda.

No tenemos que pasar frío en casa, pero este simple gesto de abrigarnos mejor puede hacernos ahorrar, además de economizar en la factura. Por lo tanto, no poner el termostato muy alto nos ayudará a cuidar, además, el medioambiente.

Pasar frío en casa no es una opción, pero abrigarse, puede hacernos ahorrar en la factura de la calefacción.

A este respecto, existen nuevas soluciones tecnológicas que nos ayudan en nuestro día a día. Existen termostatos inteligentes y es posible que en el momento en el que vivimos podamos gestionar todos los sistemas desde nuestro teléfono móvil. Desde el punto de vista del ahorro y del confort, sus mayores ventajas, merece la pena contar con esta tecnología.

La ventilación: nuestro aliado

Es vital que exista una renovación del aire en el hogar, pero manteniendo el calor residual. Para lograrlo, le aconsejamos que en esta estación se aproveche más las horas del sol para la ventilación de las habitaciones: entre 5 y 10 minutos en toda la casa. Eso sí, se recomienda hacerlo mientras los radiadores estén apagados.

Otro forma ideal de mantener el calor generado por la noche es dormir con ventanas y persianas bajadas: así no tendrá que hacer uso de la calefacción durante la primavera, aunque no sean días muy calurosos, evitando especialmente la entrada de aire frío nocturno de la calle.

Cierre los radiadores

Para que el uso de la calefacción en la instalación sea eficiente, se recomienda que se cierren los radiadores que están situados en las habitaciones con poco o nulo uso. Si cuenta con una calefacción es la mejor forma de ahorrar y de usar los radiadores de la mejor forma. Con el calor de esta estación, no es necesario estar contronlado todo el día los radiadores, si están abiertos o no, puesto que con las ideas que te hemos comentado nos podemos olvidar de los radiadores hasta el próximo invierno cuando llegue de nuevo el frío.

Temperatura acorde a nuestras necesidades: el confort a gusto de todos

El Ministerio de Industria y Energía español recuerda que la temperatura que tenemos programada la calefacción condiciona nuestro uso de la energía. Por cada grado que se aumenta la temperatura, también sube el consumo energética en aproximadamente un 7 %. Un uso racional de la calefacción en la primera etapa de la primavera (cuando más frío hace por su proximidad a los meses más invernales) es vital para conseguir un ahorro, que llega a calcularse en hasta un 67 % del consumo de electricidad de los hogares en España.

Desde el IDAE recuerdan a los ciudadanos cada año, cuando llegan estas fechas, que la temperatura ideal para la vivienda sea de entre 18 y 21 grados, suficiente para casi la totalidad de las personas. Por la noche, los dormitorios deben estar a una temperatura cercana a los 16 grados para que las personas estén cómodas y cuenten con un sueño placentero. Lograr un confort en la vivienda para todos los miembros del hogar no es complicado.

Si seguimos estas recomendaciones se puede usar la calefacción y no contaremos con la reparación de caldera. Aprovecharse de las temperaturas y las ventajas de la primavera es importante para el ahorro energético en nuestra vivienda, logrando que la reparación de calentadores derivado de malos usos se reduzca notablemente y logrando un uso respetuoso con el medioambiente. Depender menos de la iluminación artificial, conseguir aprovechar los rayos solares o los días más calurosos de la estación, también es posible, logrando reducir la dependencia a la calefacción.

Haz un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies