24 horas
info@serviciotecnicocalentadores.es
91 266 75 39

Single Blog Title

This is a single blog caption
caldera reparación madrid

Consejos para ahorrar en calefacción sin reducir el confort

//
Escrito por
/
Comentario0
/
Categorías

Muchos hogares han sustituido las bombillas tradicionales por otras más modernas con el fin de ahorrar en la factura eléctrica. Sin embargo, la iluminación solo supone un 10%-15% del consumo total eléctrico de una vivienda, por lo que incluso si consigues un ahorro espectacular, solo estarás incidiendo en esa pequeña parte de la factura. La calefacción, en cambio, supone aproximadamente un 50% del gasto energético de una vivienda. Verdaderamente tienes muy buenas razones para tomar medidas que reduzcan en lo posible una parte tan importante del gasto.

Naturalmente, no abrir nunca las ventanas y no encender la caldera reduciría drásticamente el gasto de calefacción. Pero pasarías frío y probablemente te salieran hongos por las paredes. Además de resultar muy molesto, afectaría la salud de los tuyos. Como expertos en calderas e instalaciones de calefacción, lo que pretendemos es sugerirte algunas medidas útiles para ahorrar manteniendo el nivel de confort de tu hogar.

Mejorar las condiciones de tu vivienda

caldera reparación madrid

Entendemos que no vas a echar la casa abajo y rehacerla nueva pero hay algunas cosas que sí debes mirar:

Si tu caldera es muy vieja, considera la opción de renovarla pues los modelos actuales son muchísimo más eficientes. Y, en todo caso, hazle una revisión antes de que comiencen los fríos para que te aseguren que trabaja con un rendimiento óptimo. Llamar a un técnico para que eche un vistazo a tus paredes con una cámara termográfica.

Te sorprenderá descubrir que hay zonas que han perdido el aislamiento y rendijas donde menos lo esperas que son fáciles de mejorar. Tal vez debas forrar con corcho alguno de los armarios que dan al exterior para mejorar su aislamiento o colocar paneles reflectantes tras los radiadores.

Estate atento a las ventanas porque sus pérdidas energéticas rondan el 25% del total. Si no puedes permitirte mejorar el acristalamiento o las carpinterías, al menos coloca burletes y haz lo mismo con las puertas que den al exterior o a terrazas. Muchas veces dejan rendijas por las que se nos escapa el calor.

Cuando las calderas se encuentran en exteriores o en zonas frescas, hay que mantener los conductos aislados, Colocar unas coquillas aislantes es muy sencillo y barato. Con ello, conseguiremos mejorar la eficiencia de la caldera.

Otra labor de mantenimiento doméstica es purgar periódicamente los radiadores. Si ves que sale aire cuando lo hagas, es que debías haberlos purgado antes. Eso sí, recuerda revisar la presión de la caldera tras hacer las purgas para devolverla al nivel recomendado. Y revisa tu tarifa energética a ver si puedes mejorarla. Muchas veces verás que has cambiado tus hábitos y que ya no se adapta a lo que necesitas.

caldera reparación madrid

Modifica un poco tus hábitos

Normalmente una caldera es más eficiente si se mantiene a un régimen bajo que si se apaga y se enciende a diario. Esto depende de muchos factores, pero nuestra experiencia es que en la mayoría de los casos es preferible programar el termostato para que se sitúe en el mínimo durante las horas de menos necesidades de calor que apagarla y encenderla. Conseguirás una respuesta mucho más rápida para alcanzar la temperatura de confort. No olvides que de lo que hablamos es de ahorrar sin pasar frío.

Regula el termostato a menos de 21ºC. Si lo necesitas, ponte un jersey para estar en casa y no andes descalzo, y por la noche, bájalo a 17ºC. Se duerme mucho mejor y son muchas horas de ahorro. Duerme con las persianas bajadas porque suponen un apoyo importante para el aislamiento de la ventana.

A la mañana siguiente, ventila bien. Es necesario disipar la humedad de la noche. Con diez minutos manteniendo la casa en corriente antes de que los radiadores se pongan en marcha es más que suficiente. Aunque tal vez debas ventilar otra vez al cabo de un día en el que estés todos en casa durante muchas horas. No tengas miedo, lo que se enfría es el aire pero las paredes se mantendrán calientes y verás como el termómetro se recupera muy rápidamente. El gasto es muy pequeño y tanto tu salud como la de tu casa lo necesitan. De otro modo, te aparecerán humedades de condensación.

No tapes los radiadores con cubre radiadores, muebles ni con ropa húmeda. Usa mejor un tendedero portátil y, aún mejor, aprovecha bien el sol para secar la ropa. Los radiadores no solo calientan por radiación, también lo hacen por convección y para ello necesitan que el aire circule por ellos libremente.

Como decíamos al principio, hay mucho que ganar en poner atención en el gasto de calefacción. Algunas medidas pueden ser muy efectivas, pero suponen inversiones que deberás planificar a más largo plazo. Otras, como hacer un mantenimiento de la instalación o cuidar los hábitos, resultan muy sencillas y también tienen un impacto importante en el ahorro.

Haz un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies